La tecnología es unos de los elementos que se ha incorporado para la mejora y calidad del esquí en los últimos años. Desde que éste deporte comenzó a ser popular, cada vez se ha perfeccionado más en la técnica, seguridad, calidad y confort, uno de los factores que está ayudando en este aspecto, es la tecnología.

La tecnología es un recurso que cada vez se va introduciendo más en nuestras vidas, ya no nos imaginamos la vida sin smartphone o otros elementos tecnológicos que se han instalado en muestra rutina y que poco a poco se han hecho imprescindibles.
El deporte también se ha subido al carro tecnológico, para mejorar en la seguridad y la eficiencia, dando resultados más que satisfactorios entre los deportistas.

El esquí no se ha quedado atrás y también ha incorporado novedades tecnológicas para facilitar la vida de los esquiadores.
Seguro que ya has probado las cámaras de acción para grabar las experiencias y peripecias de tus clases de esquí. Has enseñado tus grabaciones a tus amigos y hasta tu mismo te has sorprendido de que todos los movimientos por torpe que seas, se ven mejorados.

Pero hay inventos que van mucho más allá y te ayudan con la seguridad, tema muy importante en los deportes de riesgo.
Un ejemplo de ello, son las mochilas con Airbag, puede parecer algo exagerado y seguro que no te van hacer falta para tu cursillo de esquí, pero puede ser muy útil para los amantes del esquí de montaña.
En terrenos en los que puede haber peligro de avalancha, una mochila como esta puede salvarte la vida, ya que genera una bolsa de aire que hace que el esquiador no quede enterrado en la nieve y pueda escapar o liberarse para pedir ayuda.

Desde cascos con sonido integrado, gafas inteligentes o ropa calefactable , son otro tipo de gadgets que puedes encontrar en el mercado para optimizar tu jornada de esquí.
También existen dispositivos con GPS para tener localizados a los más peques o descargarte las APP de las pistas para estar al día de toda la información.

Incluso puedes complementar tus clases de esquí con tecnología, se trata de dispositivos que van conectados a una plantilla con sensores que detectan tus movimientos, van conectados por bluetooth a una aplicación de tu smartphone y cuando esquías te envía correcciones a través de tus auriculares.
Evidentemente no van a sustituir a tu monitor de esquí, pero si que puede ser una complementación para cuando esquías solo, de esta manera seguirás contando con correcciones para evitar malos hábitos.

Podemos decir que la tecnología en el esquí nos ha ayudado mucho, sobre todo en cuestiones de seguridad. Todos conocemos y seguro que tenemos en nuestra ropa de esquí algún sistema Recco, un sistema de localización por radar que se comenzó a comercializar en 1983 y hoy en día todos llevamos en nuestras prendas de esquí sin darnos cuenta, ya que no requiere ningún tipo de mantenimiento.

Esta claro que la tecnología ha llegado al esquí, como a nuestras vidas, para quedarse y tenemos que saber usarla y aprovecharnos de las ventajas que nos ofrece.