Este seis de enero se ha cerrado una de las mejores vacaciones de Navidad para la mayoría de estaciones de nuestro país y los Pirineos. Algunas con incrementos espectaculares, y las que menos apenas han notado un cambio respecto a la temporada pasada.

Muy mal deberían ir las cosas a partir de ahora para que cerremos en Abril una temporada a la baja. A los buenos números del Puente de la Inmaculada se suman ahora los del cierre de la campaña de las vacaciones de Navidad, donde no solo nadie ha perdido prácticamente esquiadores, sino que algunas han visto incrementos espectaculares
En la Vall d’Arán se ha alcanzado la cifra de 160.000 esquiadores. Y no ha sido má porque las nevadas han caído sin cesar, lo que para unos es motivo de alegría por la calidad de la nieve polvo que podemos encontrar, pero para otros es motivo de disuasión, y prefieren esperar a que ‘amaine’ para llegar hasta las taquillas.
Con todo, excelente y esperanzadora temporada la que estamos viviendo, con vistas a poder alcanzar de nuevo los cinco millones de esquiadores a final de temporada en el global de las estaciones de esquí españolas con lo que volveríamos a cifras de pre-boom económico. Luego en pleno boom se llegaron a contabilizar unos 7 millones de día, pero para eso aún nos queda camino….
Fuente: Nevasport