El inicio de la temporada en la estación de Baqueira Beret ha sido más que esperanzador. Las grandes nevadas en el Valle de Arán han posibilitado que cerca de 40.000 apasionados de la nieve hayan visitado una de las mejores estaciones de esquí de Europa en el primer gran fin de semana de la temporada. Sin duda una de las claves de Baqueira Beret ha sido la de mantener las tarifas congeladas desde hace dos años.

El puente de la Constitución coincidió con unas magníficas condiciones climatológicas para el deporte de la nieve en el Valle de Arán donde la escuela de esquí Era Escòla realizó su oferta de clases colectivas y el inicio del Ski Camp con gran éxito.
En este gran fin de semana la estación abrió a pleno rendimiento y con todos sus servicios.
El comienzo fue “esperanzador”. Así lo transmitían desde la propia estación la tarde del domingo, calculando que habían pasado por las instalaciones desde el pasado viernes entre 38.000 y 40.000 esquiadores. Más allá de la buena afluencia, en la dirección de la estación valoraban, sobre todo, el clima, el espesor de la nieve y los servicios, que permitieron ofrecer una “gran experiencia” a los visitantes.
En Baqueira han congelado los precios respecto al año pasado, cuando lograron atraer durante la temporada a 780.000 esquiadores.
Con el éxito de este inicio de temporada esa cifra podría incluso superarse.