El esquí de fondo nace del esquí nórdico, modalidad que dio paso a todas las demás y que apareció como método de desplazamiento en lugares nevados.
El esquí de fondo es unos de los deportes de invierno más accesibles. Su gran ventaja es que se realiza en terrenos llanos o con leves ondulaciones, estos circuitos no son tan pendientes como las pistas de esquí alpino, ésto hace que el control de los esquís se consiga más rápido.
Es un deporte que implica un bajo riesgo y por esto puede ser practicado por personas de cualquier edad, ya que no requiere gran forma física ni supone riesgo extremo.

Practicar esquí de fondo en Baqueira Beret es muy fácil, ya que las pistas cuentan con un circuito trazado en el Pla de Beret, una zona en la que además de practicar este deporte puedes disfrutar de unas vistas y un paisaje maravilloso.
Este circuito es gratuito, por lo que sólo tendrás que alquilar o comprar el equipo de esquí de fondo.

Iniciarse en el esquí de fondo no es complicado, pero siempre es recomendable contar con la ayuda de un profesor de esquí.
En Era Escòla contamos con profesores con una larga experiencia y formación en esquí de fondo, que te proporcionaran el aprendizaje de una técnica, te ayudarán a sacarte partido mucho más partido y poder avanzar en este deporte.

En el esquí de fondo hay dos tipos de técnica: clásica y patinador.
El esquí de fondo clásico, requiere menos exigencia técnica. Se trata de deslizarse por las trazas impulsándose con los bastones. Es la técnica ideal para iniciarse en este estilo.
El esquí de fondo patinador, también conocido como “libre” requiere más exigencia técnica y física.
El movimiento con el que se consigue el impulso es similar al que se realiza patinando.
La técnica es un punto, que por mucha teoría que consultes, lo mejor que puedes hacer es un curso de esquí de fondo con un profesor titulado, para que te corrija y guie en tu aprendizaje.

Respecto al material, también es un poco más económico que el de esquí alpino, pero siempre depende de la calidad que busques.
La ropa ha de ser lo mas ligera y transpirable posible, pero que nos proteja del viento y la humedad: Mallas deportivas, camiseta, polar, cortavientos, guantes abrigados pero no demasiado gruesos que te permitan movilidad con los bastones y gorro, gafas de sol etc…

Respecto al material duro tiene sus propias características, lo mejor es que te dejes aconsejas por los especialistas.
Los esquís deben tener escamas en su parte central para que se agarren en las subidas.
Las fijaciones tienen que dejar el talón libre.
Las botas de esquí de fondo, son blandas, ligeras y muy cómodas, si pruebas varios modelos tienes que tener en cuenta que la bota y la fijación sean compatibles.
Los bastones de esquí de fondo son muy importantes, ya que son los que nos ayudan en el impulso, la longitud se calcula tomando como referencia la altura del suelo a tu axila, pero esto depende de la técnica que practiques, si pueden ser de fibra de vidrio mejor que mejor.

Si comienzas con el esquí de fondo, descubrirás una modalidad en la que podrás disfrutar de la nieve y del paisaje, mientras practicas un deporte muy completo. El esquí de fondo tiene mucha técnica, que la puedes dominar gracias a tu profesor de esquí.
Una vez tengas tus avances y seas un esquiador de fondo, incluso puedes aventurarte a participar en la Marxa Beret, una competición que es la fiesta del esquí de fondo en Baqueira Beret.